Su nombre es MARIO MARIN FONSECA

Deja un comentario

2 febrero, 2016 por El Periódico de Belén

Maria Amalia Zamora Mora

2015-12-04 11.25.06Nos fuimos a desayunar a una sodita del centro. Fue fácil romper el hielo para iniciar la conversación; lo difícil fueron las interrupciones de los que por ahí pasaban pues, literalmente, nadie se quedó sin saludarlo.

Quizás muchos de nosotros tengamos un recuerdo triste de su pasado por la adicción al alcohol, pero regálese un momento para leer estas líneas y conocer más a fondo sobre este personaje de nuestro Belén contemporáneo y contagiarse, como yo, de su determinación y entereza.

Mario, ¿cuántos años tenés?

Ahora el 16 de octubre cumplí 58 años. Me vine de Grecia de una edad de 15 años. Tengo 43 años de vivir aquí en Belén.

¿Cuánto tenés de no tomar ya?

15 años

¿Con el programa de Alcohólicos Anónimos?

A puro Alcohólicos Anónimos. Ahora voy pa’un baile el sábado.

¿Usted es bailarín?

No, no soy bailarín, pero me gusta cooperar con la oficina general para ayudar a las convenciones y todo eso. Yo soy un carajo tranquilo. El baile es solo de alcohólicos  y yo… como le digo, yo estoy muy contento con la gente de Belén que me quieren mucho y yo también a ellos. Y eso es algo de ganar. Apenas dejé el vicio del licor, yo he cambiado mucho.  Yo voy a la fraternidad de Hombre de Negocios. El capítulo mío es el Capítulo Belemita, aquí arriba el día sábado, ahí en Comidas Don Miguel de 8 a 10:30 am.

¿Y nunca has tenido una recaída?

No, desde hace 15 años nada. Yo voy a un baile y solo es de Alcohólicos Anónimos. Si yo me echo una borrachera más, soy hombre muerto.  

¿Y Usted tiene familia?

Sí, tengo una hija preparada que trabaja en el banco negro en San José. Ella me ve y yo a ella. A mí me han dicho los hermanos porque no me voy con ellos allá en Zarcero, pero no, yo no quiero.

Mario y sobre los estudios, ¿completó la primaria?

No. Yo le voy a explicar: yo duré 14 años en primero, nunca pasé a segundo ni a tercero.

¿Y aprendió a leer?

A leer, a escribir y a firmar después de viejo porque me metí en los grupos de RCG de Alcohólicos Anónimos  y ahí empecé con el abecedario A, B, C, D  y todo.
¿Y la salud suya?

Yo soy diabético. Por el alcoholismo me compré esa enfermedad, pero voy al día con las pastillas; cumplo las horas. Y tengo un tratamiento cada 3 meses, me dan recetas, soy asegurado por el Estado.

¿Y tenés papá y mamá vivos?

No ya está debajo de tierra. Mamá cumple ahora en julio cinco años de muerta.

¿Cuántos hermanos tenés?

Tengo 4 hermanos y 4 hermanas. Pero todos están casados, solo yo no. Yo soy el más vivo de todos.

¿Y Usted qué piensa de matrimonio: sirve o no sirve?

No, si sirve. Lo que pasa es que yo soy un picaflor. Usted me ve así, pero yo soy muy agazapado. Picaflor. Le doy pelota a las chiquillas después de viejo, pero ya quien lo va a ver a uno. Un viejo con 58 años ya nadie lo vuelve a ver a uno. Lo ven a uno si uno tiene (y con las manos hace gesto del dinero).

De Belén, ¿qué pensás: está bien, está mal, le falta algo?

Diay que le va a faltar no ve las calles bien pintadas y todo.

Lo de las rayas amarillas es ¿bueno o malo?

Por el comercio eso es malo verdad. Porque no debiera ser así: de pintar todas las calles y no dejar espacio para que paren los carros. Eso está mal hecho. Pero si no estoy de acuerdo en eso. Lo veo bien porque no se hacen presas.

Las fiestas de Navidad y Año Nuevo, ¿dónde las pasás?

Eso lo paso ahí donde los gemelos.  Me gusta más cuidar que andar ahí parrandeando. A  mí eso no me deja nada.

¿Cómo te trata la gente de Belén?

2015-12-04 11.23.30Yo no puedo hablar nada porque a donde vaya todos me tratan muy bien. (En ese momento pasa otro señor y lo saluda con un “ Mario-Marín, ¿cómo le va?”)

Luego paramos de hablar cuando nos trajeron el desayuno. Y entre tiempos me comentó de una belemita que lo tiene enamoradísimo pero que por respeto a la familia prefiere guardárselo un poco en secreto.  

Y ya luego se nos fue el tiempo en las tantas ocasiones que le han brindado personalidades de este pueblo y entre quienes, con sobradas razones, se ha ganado la confianza producto de su honradez.

Él es “un carajo” luchador, como él mismo se describe, con una noción muy clara de los valores que debe cuidar y desarrollar para sobrevivir en este mundo que a veces es cruel y acosador. Dignifiquemos su nombre y el gran aporte que le hace a nuestro pueblo con haber dejado las calles y el mundillo del licor. Si lo ve, no se le olvide que su nombre completo es !Mario Marín Fonseca!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: