Pedregal, más allá del tajo.

Deja un comentario

8 mayo, 2016 por El Periódico de Belén

Warren Ulloa Argüello

Desde que Pedregal dejó de tener tanta participación en las construcciones de calles y carreteras ha demostrado que todo en esta vida se reinventa y han hecho del nombre, que en otrora significaba carreteras y caminos (sin que los dejé de hacer, claro está) a convertirlo en un lugar donde se hacen reuniones masivas acorde al quien contrate, desde fiestas, conciertos hasta reuniones políticas como vimos con la CELAC el año pasado. Eso es de un empresario admirable a todas luces que sabe medirle el pulso a sus negocios.

Pedregal es una empresa, de las pocas que hay, que es de belemitas de cepa, que han participado en la construcción del cantón, que su familia es muy respetada y querida por los parroquianos. No obstante, de un tiempo para acá el Centro de Eventos Pedregal no solo ha demostrado la necesidad que había en el Valle Central de un lugar para realizar actividades multitudinarias sino también que el cantón de Belén es muy vulnerable cuando ahí se hace actividades de gran impacto, desde el sonido que se escucha por toda la parroquia hasta las presas producto de muchas de las actividades que ahí se realizan, si bien es cierto no es deber de Centro de Eventos Pedregal velar por la seguridad, el impacto ambiental, la salud pública entre otros detalles a veces lo que ahí ocurre nos afecta a todos los que vivimos en este cantón.

Belén solo tiene dos calles de acceso de salida o entrada, solo dos los que nos hace aún más vulnerables cuando alguna de esas dos calles son tomadas por el festival de la luz o las procesiones.

Hace unos días, a raíz de Expo Construcción, el centro de Belén se detuvo, presas desde Pollos del Monte hasta Pedregal. Una hora me tomó a mí salir de Belén a San José. Una hora en ese trayecto gracias a las terribles presas que se hacen en la salida o entrada de Centro de Eventos Pedregal, carros que entran o carros que salen. Uno de los carriles de la calle pública era usado para quienes iba al evento privado, es decir ahí donde los intereses de unos otros chocan y crean discusión.

Desde luego que esta crítica no es contra Pedregal o contra los eventos que ahí se llevan a cabo sino es un llamado para que la Municipalidad, los empresarios de Pedregal y los productores que alquilan el lugar se sienten a conversar para evitar que impacto sean tan atroz. Por ejemplo, minorar el sonido tan terrible cada vez que hay conciertos o actividades por el estilo. El fin de año la contaminación sónica a raíz de las fiestas de toros se oía por todo Belén hasta altas horas de la noche o muchos los parqueos que ahí se forman y que causan los que todo parqueo causa, es decir, presas muchas presas.

Es necesario que no se afecten los intereses de los belemitas primeramente ni los intereses de los empresarios y para ello está la Municipalidad para que tomen cartas en el asunto. Merecemos una mejor calidad de vida como la que los belemitas hemos disfrutado por mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: