Editorial: Peligroso precedente para la democracia municipal

Deja un comentario

10 junio, 2016 por El Periódico de Belén

 

  • Presidencia Municipal debe promover la pluralidad y el debate de ideas, no la unilateralidad.
  • Exclusión de quienes piensan distinto, es el primer camino que suelen tomar los gobernantes autoritarios.

 

El mes de mayo trajo consigo una serie de noticias municipales, que según la óptica en que se mire, se pueden catalogar de positivas o de negativas.

 

El archivo definitivo del proyecto de actualización del Plan Regulador es una de esas noticias negativas que propios y extraños reconocen ver con ojos de derrota. Llevan razón en esto, porque no puede tener otro significado que el de derrota y fracaso. Hablamos de un proceso que se llevó más de once años en trámites y arduos trabajo de vecinos de la comunidad muy comprometidos con sacar adelante nuestro cantón en el tema de planificación urbana, tan necesaria en una comunidad cada día más agobiada por las presas, la contaminación de nuestros ríos, y por la invasión de la varilla y el cemento que pululan sin ningún control ni regulación alguna por todo el cantón. Y todo esto sin entrar al análisis de cuántos millones pudieron ser arrojados a la la basura con este fracaso para la comunidad, que representa el archivo del Plan Regulador.

 

¿Responsables? De seguro tiene que haberlos, pero no corresponde a un medio noticioso como el nuestro el señalarlos, son los actores políticos, son las fuerzas vivas de la comunidad y los ciudadanos críticos independientes quienes deben hacer un esfuerzo de madurez intelectual y comparar las dos versiones de la historia, además de sopesar los motivos de forma y fondo que llevaron a que una decisión de esta índole se diera, afectando con ello la vida, salud y ambiente de las y los belemitas, y es ahí donde la prensa si tiene que jugar un rol importante, el de informar a la comunidad de las dos versiones de la situación, intentando mantener siempre los más altos rigores objetivos del caso.

 

La prensa al final de cuentas es un poder más y quienes ejercen un poder, sea el que sea, están obligados a actuar con gran responsabilidad, máxime en una sociedad como la costarricense que se precia de ser muy democrática. Sucede también con los gobernantes quienes están llamados a la prudencia y al respeto, cuando un representante de la ciudadanía es electo para un puesto de liderazgo, sea el de Presidente de la República, Magistrado,  Alcalde o un Presidente del Concejo Municipal, la madurez y la capacidad de escuchar y comprender al adversario, cobra un rol muy importante.

Es por todo lo anterior que extraña y sorprende la actitud que ha asumido el nuevo Presidente del Concejo Municipal, Miguel Alfaro ‘’Tica’’ al nombrar las nuevas Comisiones Municipales, con una conformación absolutamente antidemocrática que no respeta la diversidad y amplitud de criterio de las y los belemitas.

 

Por mucho el ejemplo más emblemático de esto es el de la nueva Comisión del Plan Regulador, que si bien integra a los cinco regidores del Concejo Municipal, tal y como se hacía en la antigua comisión, en lo que respecta a los miembros de la sociedad civil, “Tica” optó por incluir solamente a los miembros de la organización ‘’Belén Sostenible’’ quienes mantienen una abierta y franca oposición a los mapas de Vulnerabilidad Hídrica confeccionados por la Escuela de Geología de la Universidad de Costa Rica.

 

En esto llevan razón quienes ya han pegado el grito al cielo, pues recordemos que la anterior Comisión Especial del Plan Regulador, en la parte de los civiles, estaba integrada por personas que estaban a favor y en contra de los mapas. Excluir a quienes representan una determinada posición constituye casi siempre el primer camino que suelen tomar los gobernantes que a la larga se convierten en autoritarios y por eso nos extraña que una persona tan respetada y admirada por muchos en el cantón como ‘’Tica’’ estuviera optando por este camino.  

 

El papel que los gobernantes deben jugar en sus puestos, es el de un sano liderazgo, sin importar la camiseta y sus posiciones, una vez que se alcanza un puesto de esta envergadura, lo menos que se debe hacer es promover el sano debate de ideas, la confrontación siempre respetuosa de las partes. Y es precisamente esto lo que la Presidencia Municipal debe promover, la pluralidad y el debate de ideas y no la unilateralidad que es más propia de dictadores y otros gobernantes antidemocráticos que nos traen a la memoria oscuros pasajes de aquellos que enviciados con el poder, han acometido afrentas a la sana convivencia democrática de las sociedades.  

 

Esperamos que las decisiones de este primer mes en el Concejo Municipal sean mero producto de un error de momento, y no una actitud ‘’revanchista’’ que en nada ayudaría al sano convivir de las y los belemitas. No vaya ser que esta actitud se comience a convertir en norma y se termine por polarizar a la sociedad belemita entre ‘’buenos’’ y ‘’malos’’, cuando se sabe que en el fondo, todos quieren -desde sus muy diferentes puntos de vista- lo mejor para el cantón que tanto amamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: